OCTAVA PAJAREADA DEL CLUB DE OBSERVACIÓN DE AVES LOS ALZACUANES EN 2018; RESERVA BIOLÓGICA UYUCA

Contribuidor de la nota: Mayron McKewy Mejía, miembro de la Asociación Hondureña de Ornitología.

 

Cumpliendo en lo establecido en el plan operativo anual del Club de Observación de Aves los Alzcacuanes (COALA) para el año 2018, se llevó a cabo la octava salida al campo para observar aves, con la modalidad de un sitio diferente por mes. Por tanto, el 25 de agosto de 2018 se acordó visitar con autorización de personeros de la Escuela Agrícola Panamericana El Zamorano la Reserva Biológica Uyuca (RBU) para realizar dicha observación con su respectiva lista suministrada a eBird.

De ese modo, muy temprano por la mañana nuestro grupo conformado por Lucas Valderas, Enzo Carías y este servidor nos dispusimos en llegar a la Estación Biológica Thomas Cabot, donde nos esperaba Eric van den Berghe, responsable de la RBU por parte de El Zamorano. Dada la naturaleza del Área Protegida, su acceso a esta parte de la RBU puede ser restringida. Las condiciones climáticas ese día no fueron las más idóneas para la observación de aves. La lluvia se hizo presente desde temprano y la densa capa de neblina hizo aún más difícil la localización de las aves.

La zona núcleo comprende temperaturas que oscilan los 12 y 18 °C, siendo los meses más lluviosos junio, julio, agosto y septiembre. El bosque muy húmedo montano bajo subtropical, mejor conocido como bosque nuboso se caracteriza por árboles de más de 50 m de altura con ramas repletas de plantas epífitas, abundancia de hojarasca, musgos, líquenes y helechos. Esta parte de la RBU va desde los 1,700 a 2,000 m.s.n.m. Las precipitaciones anuales en los bosques latifoliados van de 2,000 a 4,000 mm.

IMG_7771

Fotografía 1. Sendero principal a 1,680 m.s.n.m. Mayron McKewy Mejía ©

Esta Área Protegida se localiza apenas a 15 km al oriente de Tegucigalpa y sus dimensiones son de 816.9 ha, de las cuales 237.1 ha pertenecen a la zona núcleo con pendientes mayores al 50%, siendo su punto más alto los 2,008 m.s.n.m., dentro de dicha zona.

Para el año 1955 el bosque latifoliado cubría 152 ha que disminuyó a 41 ha en 1998 (Mora et al 2013), y parte de estos terrenos ahora son ocupados por vegetación de pino, razón por la cual ha incrementado su superficie en 116 ha en el mismo período de tiempo.

La RBU es una importante bastión de biodiversidad, contando numerosa cantidad de mamíferos voladores y no voladores, alrededor de 1,019 morfoespecies de mariposas (Gutiérrez 2016), 80% de hábitos nocturnos y 20% diurnos. Cuenta con 4 especies de anfibios en peligro crítico y 2 en peligro de extinción (Mora et al 2013) y una reciente especie endémica denominada Rana lenca (Luque-Montes et al 2018), la cual habita en una pequeña laguna cercana a la Estación.

IMG_7767

Fotografía 2. Hogar de la especie endémica Rana lenca.  Esta pequeña laguna aparentemente poseen agua todo el año. Mayron McKewy Mejía ©

La observación fue lenta y pausada, pero muy amena a pesar del silencio que predominaba. Iniciando con una aglomeración de Patagioenas fasciata (Band-tailed Pigeon) más pequeños grupos bulliciosos de Chlorospingus flavopectus (Common Chlorospingus). Algo raro de destacar es que en 144 minutos buscando aves y 3 kilómetros recorridos, no se logró la presencia Myioborus miniatus (Slate-throated Redstart), una especie clásica en estos tipos de bosques. Al final del recorrido una Leptotila verreauxi (White-tipped Dove) en el sendero, nos recordó a una Zentrygon albifacies (White-faced Quail-Dove), pero su cola con puntas blancas y su rostro sin blanco terminó diagnosticando la especie. En eBird, este sitio se reconocen 184 especies de aves que han sido reportadas en más de 300 listados hasta la fecha. Siendo a su vez el séptimo sitio más avidiverso en el departamento de Francisco Morazán. Es una localidad tan bien visitada que su curva de acumulación de especies parece estar inmóvil desde septiembre de 2017, cuando se agregó Buteo plagiatus (Gray Hawk) como una nueva especie para el “hotspot” del portal.

IMG_7765

Fotografía 3. Patagioenas fasciata (Band-tailed Pigeon) fue de las pocas aves que cooperó para las fotos. Mayron McKewy Mejía ©

La única ave migratoria que se pudo detectar fue una hembra de Mniotilta varia (Black-and-white Warbler). En otros meses sus bosques de pino-encino albergan mayor cantidad de especies migratorias como Setophaga chrysoparia (Golden-cheeked Wabler), catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como en peligro de extinción. Un total de 22 especies de aves se registró esa mañana, incluyendo el casi endémico Lampornis sybillae (Green-breasted Mountain-gem), que regularmente se encuentra en las flores de los Callistemon sp.

IMG-20180825-WA0006

Fotografía 4. Respectiva selfie grupal al término de la jornada. Lucas Valderas ©

Lista completa aquí.

Referencias

Gutiérrez Usedo, W. 2016. Inventario de la fauna lepidoptera del Cerrio Uyuca, Honduras. Escuela Agrícola Panamericana El Zamorano, Honduras. Zamorano, carrera de ambiente y desarrollo.

Luque-Montes, I., J.D. Austin, K. D. Weinfurther, L.D. Wilson, E. P. Hofmann & J. H. Townsend (2018) An integrative assessment of the taxonomic status of putative hybrid leopard frogs (Anura: Ranidae) from the Chortís Highlands of Central America, with description of a new species, Systematics and Biodiversity, 16:4, 340-356

Mora, J.M., L.I. López, M. Acosta & P. Maradiaga. 2013. Plan de Manejo Reserva Biológica Uyuca 2013-2025. Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, Escuela Agrícola Panamericana El Zamorano. 165 pp.

Esta entrada fue publicada en Aves de Honduras, Club de Observación de Aves Los Alzacuanes, eBird.org, Monitoreo de Aves, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.