Durante el Honduran Big Day 2020, los observadores de aves reportan 46% de las especies de Honduras.

Contribuidores de la nota: Oliver Komar y Mayron McKewy Mejía, integrantes del Comité Científico de la ASHO. Revisión de texto: Karla Lara, miembro de la ASHO.

Durante el Honduran Big Day (HBD), la mayoría de los miembros de la Asociación Hondureña de Ornitología (ASHO) salieron al aire libre para dedicar tiempo a la observación y la fotografía de las aves silvestres. El evento se realiza en abril, cuando docenas de especies están migrando hacía Norteamérica. Aun sin salir a los parques nacionales y otros destinos tradicionales para el aviturismo, se pueden observar cientos de especies de aves, incluyendo especies residentes como tucanes y loras, y especies migratorias, como golondrinas, gaviotas, garzas y gavilanes.

El sábado 11 de abril de 2020, Honduras estaba en medio de una emergencia nacional, una pandemia, y todo el país estaba cerrado y bajo cuarentena. Pero las aves no detuvieron sus actividades, que incluyen la gran migración primaveral, con millones de aves volando de Suramérica hacía Norteamérica, y pasando por Honduras. La Asociación Hondureña de Ornitología (ASHO) organizó por cuarto año consecutivo un evento nacional, para hacer un esfuerzo de salir al campo y reportar todas las especies que uno podría identificar. Sin embargo, tomando en cuenta que las calles están cerradas y mucho de los miembros de la ASHO no pueden salir de sus balcones o patios, se promovió este año que se observaran las aves desde la casa, con conteos “estacionarios”.


Infografía 1. Diseño promocional utilizado para esta edición especial del HBD.

La mayoría de los miembros de la ASHO colaboraron, y sorprendentemente, los 86 observadores reportaron en la plataforma de eBird Centroamérica 356 especies de aves, que son 46.5% de las especies de Honduras (Figura 1 y Figura 2). Algunos resultados específicos (por persona) se presentan en el Anexo 1. El conteo más alto durante el día fue 121 especies, de un observador en Francisco Morazán, que pasó más de 11 horas en el campo observando. A pesar de que bastantes especies de aves solo se encuentran en áreas protegidas, el evento probó que muchas especies pueden ser observadas junto a nuestras casas, o aun dentro de los jardines en zonas urbanas y suburbanas. El evento se realizó sin violar las restricciones de la cuarentena, con los observadores evitando áreas públicas y evitando viajar en vehículos o crear grupos dentro de lo cual puede haber transmisión de enfermedades. Muchos observadores reportaron aves desde sus jardines y/o balcones.

Fotografía 1. Passerina caerulea (Blue Grosbeak) en el campus de la Universidad de Zamorano. Oliver Komar ©.

La ASHO está formada por una red de 12 clubes de observación de aves. Algunos de los clubes han consolidado sus resultados acordes a su región de influencia. El Club Los Zorzales, de San Pedro Sula, reportó 93 especies; el Club Caciques, de Gracias, Lempira reportó 80 especies, incluyendo un nuevo reporte de colibrí para el departamento de Lempira; y el Club Jilgueros, de Marcala, La Paz, logró reportar un total de 55 especies.  En La Ceiba, 9 miembros del Club Cotinga reportaron en conjunto 22 listas y 184 especies, más que cualquier otro club. Cada club mantiene una página de Facebook, y postearán sus propios resultados.  Información de los clubes de la ASHO, que incluyen también a clubes de otras regiones como Tegucigalpa, Santa Rosa de Copán, Siguatepeque, Olanchito y la zona de Lago Yojoa, se encuentra en la página web de la ASHO.

Fotografía 2. Icterus pustulatus (Streak-backed Oriole), una chorcha residente de ambientes secos. Campus de la Universidad de Zamorano. Oliver Komar ©.

El Honduran Big Day promueve el aviturismo, pero también los datos colectados contribuyen al conocimiento de la ornitología, vía la base de datos de eBird. Durante el día, se contribuyeron 246 reportes (listas de especies observadas en un sitio, durante una sesión de observación) a la base de datos, provenientes de 14 departamentos de Honduras (Figura 3). Estos reportes fueron ilustrados con 350 fotografías, el cual es otro resultado del evento.

Aun durante la cuarentena del COVID-19, la observación de aves es una actividad que beneficia la salud mental de la persona que la práctica. La identificación de aves ayuda a reducir el estrés, y cuando uno puede acceder a un espacio grande para caminar, el ejercicio físico es valioso para la salud. Personas que quieren aprender más sobre las aves o la identificación de aves, pueden encontrar toda una comunidad de personas en la ASHO dispuestos de apoyarlas, aunque sea virtualmente (vía el internet). Para aprender más sobre cómo puedes unirte con la comunidad de la ASHO, visita nuestro sitio web (www.avesdehonduras.org).


Figura 1. Cantidad de observadores de aves participando por departamento durante el Honduran Big Day (11 de abril, 2020).

Figura 2. Número de especies de aves reportadas en eBird por departamento durante el Honduran Big Day (11 de abril, 2020).

Figura 3. Cantidad de listas completas ingresadas a eBird por departamento durante el Honduran Big Day (11 de abril, 2020).

Anexo 1: Algunos reportes específicos del HBD 2020 hasta el 12 de abril, 2020.

Esta entrada fue publicada en Aves de Honduras, eBird Honduras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .